The Amazing Spider-Man y todo lo que está bien con la escena de skateboard 


The Amazing Spider-Man ha pasado al olvido rápidamente, la película dirigida por Marc Webb es, extrañamente, uno de los proyectos más infravalorados por los seguidores del personaje, esto en gran medida por la mala fama que creó en la franquicia su segunda parte. Sin embargo, la película tiene grandes momentos que dan forma a una de las versiones más interesante de Peter Parker.


En el momento en que supimos que Peter Parker usaría una table skate, gracias a las primeras fotos de su rodaje, y por recomendación de Andrew Garfield, admitiendo que esto le ayudó a superar diversas dificultades durante su adolescencia, un grito llegó a los cielos. Los fans más radicales (que en esos momentos eran mucho menos que ahora), aquellos que defienden a ultranza la historia de los cómics, pensaron que esto era ridículo. Pero en realidad funciona bastante bien.


Refugiándose en el Universo Ultimate, de donde vienen la mayoría de los elementos de la película, Marc Webb dió forma a una escena que refleja la esencia de la película.



Después de establecer una platica ingenua con Gwen Stacy (la chica de su computador, segura el tío Ben), Peter se encuentra en un escenario hasta ahora inexplorado, combinando su pasión por el skateboard y esas nuevas habilidades obtenidas tras la mordedura de aquella araña encontrada en Oscorp. El resultado es un montaje bastante emocional acompañado por el tema Til Kingdom Come de Coldplay.



Durante el rodaje, Andrew Garfield filmó la escena con otra canción de fondo, un tema que la producción no logró rescatar por cuestiones de derechos, un hecho que agradecemos, ya que no imaginamos la escena de otra manera.


El responsable de las maniobras fue William Spencer, doble de riesgo de Garfield. Mejor conocido por ser un skate ninja, Spencer tuvo una gran participación en la película, realizando algunas de las secuencias como Spider-Man, pero en este caso personificando a Peter Parker. Tanto fue el parecido entre Spencer y Garfield que durante el montaje no se logra apreciar quien es quien, dando la sensación que fue el actor quien realizó todo el trabajo. La magia del cine y la edición.



La película misma podría ser descrita con esta escena, mostrando un lado más emocional y personal de Peter Parker que no hemos visto en ninguna otra película del personaje, ya sea bajo el ojo de Sam Raimi o el de Jon Watts, quienes apuntan a otras características del trepamuros.


Marc Webb dotó a The Amazing Spider-Man de un aura cargada a las emociones de sus protagonistas, aspecto por el cual se le ha criticado, funcionando bien durante la mayoría de las escenas y llegando a puntos sobresalientes como la escena del skateboard, una secuencia que seguimos apreciando hasta la fecha.

  • YouTube - Círculo Negro
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

RAFATOS

Tu amistoso vecino

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Instagram

Rafatos no esta asociado a Marvel Comics, Marvel Studios o Sony Pictures. Spider-Man y todos los elementos e imágenes asociados a él que aparecen en esta web son pertenecientes a Marvel. El uso de estos elementos e imágenes tiene estrictamente carácter informativo y sin ánimo de lucro.